Locales
20 de Marzo, 2016
La gran historia detrás de la foto del chico en silla de ruedas en el recital del Indio
16:58 | Un fanático, en silla de ruedas, fue levantado por amigos para que pudiera ver el escenario. Fue la imagen que dio vueltas por todo el país al día siguiente del recital del Indio Solari en Tandil. Hoy se conoce la historia de este joven. 

Recomendadas


El chico se llama Marcelo López, tiene 23 años y vive en Villa Nueva, Guaymallén, provincia de Mendoza. Desde allí viajó hasta Tandil para ver al Indio Solari, y lo hizo a pesar de todas las barreras sociales que puede generar el hecho de estar en una silla de ruedas.

Hace casi un año que está en silla de ruedas después de un accidente de tránsito. Antes siempre iba a ver recitales, y sobre todo, a los recitales del Indio. 

Google Master

"Si antes iba, ¿ahora por qué no?, se pregunta. 

El viernes 11 cerca de las 19, Marcelo partió en micro junto a diez amigos rumbo a Tandil, donde Solari tocaría un día después con su banda Los Fundamentalistas del Aire Acondicionado.

La foto fue sacada en el tema Jijiji, en la segunda parte de la canción, explica un amigo de Marcelo a un medio mendocino. "Estuvo de pie todo el recital porque se puso unas prótesis que le enderezan las piernas y se apoyó en la silla, que estaba trabada en el piso. Nosotros le hicimos una ronda para cuidarlo y que no le pasara nada. Pero cuando empezó Jijiji le dijimos: “Sentate que te subimos”.

"Cuando termina Jijiji lo bajamos al Marce y nos abrazamos entre todos. Fue muy groso, estábamos emocionados, felices. No nos importaba nada más. Estuvimos un rato largo abrazados, cantando, toda la manija junta. Gente que estaba al lado nos empezó a aplaudir, nos saludaban"

El grupo llegó a Mendoza a las nueve de la noche del domingo. Hacía horas que sus celulares no tenían carga y, lógicamente, hacía más de un día que no habían tenido contacto con redes sociales ni internet ni nada parecido. Cuando se volvieron a conectar, llegó la sorpresa y se encontraron con la imagen de Marcelo, en silla de ruedas, en el pogo, viralizada en todos lados. 

"No lo podía creer, me empezaron a llegar un montón solicitudes de amistad, me etiquetaban y me escribía bocha de gente, me llamaban de todos lados. Salía la foto en los canales. Ahora soy famoso", dice el protagonista de la historia, entre risas, pero aclara "esa foto son mis amigos porque ellos me llevaron, me cuidaron y me levantaron para que pudiera ver el pogo".

DEJANOS TUS COMENTARIOS