Negocios & Marketing
24 de Octubre, 2020
Mango ofrece créditos online hasta 200.000 pesos
10:00 | Mango ofrece créditos online hasta 200.000 pesos


Los créditos online se convirtieron en un verdadero aliado para todos los argentinos. En un contexto en donde los sueldos se mantienen estáticos frente a los aumentos de productos y servicios, generar una capacidad de ahorro se convirtió en un desafío. Además, la cuarentena aplicada por el brote global de Covid-19 tuvo como consecuencia que muchos sectores sociales no pudieran continuar desarrollando sus actividades laborales y, por lo tanto, no cuenten con ingresos para afrontar sus responsabilidades financieras cotidianas. 

En este sentido, ya sea para solventar emergencias económicas, renovar el hogar o reinventar un negocio, los créditos online se convirtieron en un fenómeno es ascenso por múltiples factores. El objetivo de este producto financiero es otorgar dinero en el acto de la forma más rápida posible, con requisitos flexibles y sin que el solicitante salga de su casa.

Los créditos online en Mango préstamos pueden adquirirse desde cualquier punto de la Argentina a través de su plataforma web, en tres simples pasos. Primero, se ingresa el monto a solicitar -el mismo puede ser de hasta 200 mil pesos- y los datos personales de forma segura. Luego, la empresa consulta bases de datos financieros para aprobar la solicitud y en pocas horas depositan el dinero en la cuenta bancaria del solicitante para que lo utilice a su parecer.

La agilidad del procedimiento y la capacidad de dar una respuesta eficaz sin que el usuario salga de su casa son dos características distintivas de los créditos online ofrecidos por las Fintech.

100% digital  


Las empresas Fintech realizaron mejoras que significaron un gran avance en materia de tecnología financiera para ofrecer un servicio que se adapte a las nuevas necesidades del cliente. Lo cierto es que, en casi todos los hogares, las personas cuentan con al menos un teléfono celular, computadora o tablet. Estas herramientas se convirtieron en un medio que permite administrar las finanzas de forma muy sencilla y sin salir de casa.

Solicitar un producto financiero tal como un crédito es posible con un solo clic: la digitalización transformó a los clientes en usuarios y a las entidades físicas en seguras páginas web. Antes, pedir un préstamo significaba obligatoriamente trasladarse a un banco tradicional con turno previo, presentar documentación física y aguardar una determinada cantidad de días para recibir o no la aprobación.

Los créditos online revolucionaron la metodología de llevar a cabo este trámite pudiendo completar el formulario mientras esperas un trámite o sin levantarte de la cama al momento de comenzar el día. Las compañías fintech, como Wenance, proponen que, en cuestión de minutos, un usuario pueda pedir su préstamo y recibirlo en su cuenta bancaria.

Contrato electrónico


El contrato para este tipo de productos puede concretarse de forma completamente digital gracias a las firmas electrónicas. Este es un sistema que mediante el envío de una selfie que cuente con un código especial escrito en un papel o realizando algunos movimientos gestuales -como ocurre en la aplicación de AFIP- permite corroborar la identidad de la persona.

Esta instancia es esencial para validar la identidad de las partes y así asegurarse de que los términos y condiciones sean aceptados y entendidos por el solicitante del producto. Además es una garantía que respalda la operación realizada. Y, por supuesto, el usuario recibe la copia del contrato en su casilla de correo electrónico para que cuente con su documentación correspondiente.  

DEJANOS TUS COMENTARIOS

También te puede interesar

De Bitcoin a efectivo: ¿Cómo cambiarlo?

De Bitcoin a efectivo: ¿Cómo cambiarlo?

Conoce algunas de las plataformas más usadas del Internet

Conoce algunas de las plataformas más usadas del Internet

¿Cómo proteger tu puerta contra robos?

¿Cómo proteger tu puerta contra robos?

La importancia del oxímetro en tiempos de covid-19

La importancia del oxímetro en tiempos de covid-19