Negocios & Marketing
27 de Junio, 2023
Cómo utilizar un crédito de manera responsable
16:00 | Hay ciertas ocasiones donde queremos acceder a productos que deseamos pero, por diversas situaciones, no contamos con el dinero para poder hacerlo. La manera más práctica de solucionar este inconveniente es solicitar un préstamo.

Antes de decidir si, efectivamente, vamos a pedir un crédito es fundamental evaluar nuestra situación financiera para analizar si podremos hacer frente a ese compromiso. Si el dinero disponible mensualmente (tras pagar todos tus gastos) es menor al monto del crédito a pagar por mes, entonces deberías esperar. Sí, en cambio, tras considerar todos tus gastos te queda dinero disponible para hacer frente al pago mensual del crédito, esta herramienta entonces te dará la posibilidad de acceder al producto que deseas sin poner en juego tu estabilidad económica, con el consiguiente impacto positivo en tus finanzas, y por ende en tu vida.

¿Para qué utilizar nuestra capacidad de crédito?

Dependiendo de nuestra posibilidad de pago, podemos utilizar el crédito para adquirir productos que, de otra manera, nos resultaría imposible comprar o el pago total de su valor nos dejaría en una situación económica tambaleante.

Adquirir celulares a pagos diferidos es una de las acciones más realizadas cuando se trata de comprar productos con crédito. Te permite acceder a un modelo de celular de última tecnología sin la necesidad de disponer de la totalidad del dinero.

Qué hay que tomar en cuenta antes de solicitar un crédito

Para hacer un uso responsable del crédito, que resulte en un impacto positivo y significativo para nuestras finanzas, te sugerimos las siguientes consideraciones:



  • Lee y analiza en profundidad la letra chica del contrato y condiciones de ese crédito


  • Evalúa si realmente necesitas el crédito. Recuerda analizar si podrás pagarlo.


  • Cancela tarjetas de crédito innecesarias que podrían generarte gastos inesperados


  • Revisa periódicamente tu capacidad de endeudamiento, si no puedes afrontarla, evita tomarla.


  • Cuando necesites un crédito, siempre acude a una entidad financiera confiable. Evita los carteles en la calle donde ofrecen prestarte dinero.


  • Analiza las tasas de interés de las distintas opciones de crédito antes de decidirte por una.


Utiliza el crédito como una herramienta eficaz y positiva para tus finanzas personales. Paga siempre tus deudas a tiempo, así podrás tener un historial de crédito limpio para cuando necesites solicitar montos mayores.

Recuerda que un crédito no es un ingreso adicional, es un préstamo que tienes que pagar y por ende, considerar dentro de tu presupuesto. 

DEJANOS TUS COMENTARIOS