Negocios & Marketing
20 de Noviembre, 2018
La efectividad de los antihistamínicos contra las alergias y cómo contrarrestar sus efectos secundarios
05:48 | Los antihistamínicos se han convertido en un medicamento de uso cotidiano para muchas personas. Su efectividad frente a los síntomas de la alergia, la clave.

La alergia se ha convertido en uno de los principales problemas de salud de la sociedad actual. Y es que, actualmente, es frecuente encontrar a personas que, incluso, tienen que usar mascarillas cuando llega la primavera para evitar las consecuencias que genera la entrada de polen en el organismo. Afortunadamente, hay fármacos específicamente diseñados para contrarrestar sus efectos.

¿Qué es una alergia y por qué los medicamentos antihistamínicos son eficaces contra ella?

Nota 1 - 336 x 280

Una alergia es, sencillamente, una respuesta exagerada que el sistema inmunitario de los seres humanos, que es aquel que se encarga de protegernos de las amenazas externas que nos rodean, da a un elemento que, por sí mismo, no tiene por qué ser perjudicial para la salud. Por ejemplo, a pesar de estar diseñado para contrarrestar la acción de bacterias y virus, puede desencadenar una serie de procesos muy fuerte frente al polen de gramínea o de olivo, el pelo de gato, etc.

Lo cierto es que el alérgico no nace, sino que se hace. Esta afirmación, muy extendida entre los médicos, se debe a que existe una predisposición genética a ser alérgico frente a una determinada sustancia, pero no hay una certeza acerca de por qué se desencadena la respuesta exagerada del sistema inmune.

Los medicamentos antihistaminicos son aquellos que tienen la función, principalmente de eliminar o, al menos, de reducir los efectos y síntomas tradicionalmente asociados a la alergia. Estamos hablando, por ejemplo, de la dermatitis o la rinitis, que son los más habituales. Esto es posible gracias a que bloquean la recepción de la histamina, es decir, de la sustancia química liberada por el cuerpo que da lugar a este proceso.

Los efectos secundarios de los antihistamínicos

Lo cierto es que, en líneas generales, los fármacos antihistaminicos apenas tienen efectos secundarios y su consumo es totalmente seguro. De hecho, hay personas que, durante la primavera, tienen que tomarlos a diario para evitar sufrir un cuadro alérgico. Hay que tener en cuenta que la respuesta del sistema inmune en este tipo de casos puede llegar a ser grave hasta el punto de conllevar problemas graves de salud.

El más conocido de todos los síntomas asociados al consumo de estos medicamentos es la somnolencia. Esto se debe, fundamentalmente, a que la histamina actúa como activador del sistema nervioso central por lo que, al bloquear su recepción, se tiende a tener más sueño. Pero, de igual modo, muchas personas tienen problemas de estreñimiento cuando pasan un tiempo tomando antihistamínicos.

Esto no sucedía hace algún tiempo cuando, para combatir las alergias, los doctores recetaban medicamentos antibióticos como el omeoprazol o, sobre todo, la mupirocina. Este último, que hoy en día es considerado como uno de los más eficaces a la hora de inhibir la síntesis de proteína por parte de las bacterias, tiene como principal efecto secundario la diarrea, si bien es cierto que se da en muy pocos casos.

Remedios naturales para el estreñimiento

Lo primero que hay que decir al respecto es que, a la hora de tomar medicamentos antihistamínicos contra la alergia, los médicos suelen recomendar a los pacientes que mantengan una dieta equilibrada, que tomen agua en grandes cantidades y que no abusen de los alimentos astringentes como el arroz o la carne. Sin embargo, aunque se sigan sus recomendaciones al pie de la letra, es posible que los problemas para ir al baño acaben apareciendo.

Sin duda, hay remedios caseros para el estreñimiento realmente eficaces. El primero de ellos pasa por tomar medio limón recién exprimido mezclado en un vaso de agua caliente y endulzarlo con un poco de miel de abeja natural. El momento ideal para tomarlo es a primera hora de la mañana. También es imprescindible comer alimentos ricos en fibra durante el desayuno, el almuerzo y la cena ya que estos favorecen la correcta digestión de los alimentos. Frutas como la papaya o el aguacate son ideales para ir mejor al baño mientras se toman fármacos contra la alergia.

En definitiva, siguiendo estas indicaciones, es posible disfrutar de los beneficios de los antihistamínicos sin sufrir efectos secundarios de ningún tipo.

DEJANOS TUS COMENTARIOS

También te puede interesar

Trading con oro

Trading con oro

Disfrutá del verano y aprovechá las mejores playas del Caribe

Disfrutá del verano y aprovechá las mejores playas del Caribe

Como elegir los mejores casinos en línea

Como elegir los mejores casinos en línea

Paul McCartney se embarca en una nueva gira y podría llegar a Argentina

Paul McCartney se embarca en una nueva gira y podría llegar a Argentina

Graba el escritorio de Windows sin complicarte la vida

Graba el escritorio de Windows sin complicarte la vida

Graba el escritorio de Windows sin complicarte la vida

Graba el escritorio de Windows sin complicarte la vida